Historia

Donde el río baña los pies de los guarangos y el sol reluce sobre la frondosa hierba que se alza triunfante hacia el cielo. Allí, en medio de un terreno de 40 hectáreas, se colocó la semilla que dio vida al más grande club campestre del Perú un 11 de marzo de 1964.

Un ciudadano norteamericano, John W. Russel, que durante sus paseos dominicales en busca del reconfortante sol del valle de Chosica, advirtió lo difícil que era buscar para las familias que escapaban de la neblina limeña un lugar para tomar sol junto al río y donde los niños pudieran jugar. Se preguntó entonces por qué no hacer un lugar con todas las comodidades necesarias para que las familias puedan disfrutar social y deportivamente del campo. John comentó su inquietud a los esposos Daniel y Gisela Carter y fue así que los tres con un sólo ideal en la mente y en sus corazones se pusieron a trabajar en esta bella aventura. Lo elemental era encontrar el terreno apropiado donde vieran nacer sus sueños y esto se dio una tarde que los amigos volvían de Chosica y vieron frente a un bosque de guarangos un letrero que decía: “Se vende esta propiedad”. ¡Eureka! exclamaron y por cosas del azar o del destino también alguien los estaba esperando. El guardián del terreno, el señor Félix Carmona, quien fue el primer trabajador de nuestro Club. El nombre del club “El Bosque “toma forma también aquella tarde en que lo guarangos se hicieron presentes.

Como los soñadores inspiran otras personas, así también la idea del Club de Russel y Carter hecho raíces en los corazones de otros hombres, como los señores Eduardo Ronalds Dogny, Pedro Pazos Gamio y Jacques Granadino Roberts, arquitecto de profesión que estuvo a cargo del proyecto de los planos originales. Todos ellos a su vez formaron el Primer Directorio del Club Bosque.

Dentro de las primeras obras de El Bosque estuvo la limpieza de los terrenos y encauzar el agua del río. Se abrieron lugares especiales para los campos de pic nic, se hizo el asfaltado de pistas y playas de estacionamiento. Se abrió la primera fuente de soda provisional, donde eran atendidas las miles de personas que acudían al club. La primera gran obra fue el lago que hoy forma parte de un hermoso paisaje. En 1965 se edificó La Barraca, idílico lugar de corte español. Se construyó la placita de toros, se hicieron canchas de tenis, los bóxes y el picadero para los caballos. En 1966 se entregaron los primeros sesenta bungalows, muy bien equipados (hoy tenemos 119), así como las piscinas, las terrazas, las canchas de bochas y toda la instalación de El Fortín, para los campamentos familiares.

De 1990 a la fecha se dio un nuevo  impulso de construcción y expansión: ocho modernos bungalows, la capilla La Sagrada Familia de El Bosque, el estadio de fútbol Caballeros del Deporte y la soñada sede de playa. La realidad que hoy en día vivimos en el Club se sustenta en tres columnas: los socios con el cumplimiento de sus obligaciones económicas y su participación familiar, dan vida al club; los dirigentes, con su trabajo y tesón permiten una organización y crecimiento; y, los trabajadores, con su diario esfuerzo, posibilitan gozar y disfrutar de sus bellas y cómodas instalaciones.

Sede San Borja

Sede Chosica

Sede Playa

Sede Surco

Av. Julio Bayletti 278
Atención of. administrativas:
Lunes a Viernes de 09:00 h a 18:00 h
Sábados de 09:00 h a 13:00 h

Carretera Central Km 29.5 Lurigancho
Atención of. de administración:
Lunes a Domingo de 9:00 h a 17:00 h
Of. Mesa de Partes:
Lunes a Viernes de 9:00 h - 17:00 h
Sábados de 9:00 h - 13:00 h
Antigua Panamericana Sur Km 46.5 Punta Negra
Atención of. de administración:
Lunes a Domingo de 9:00 h a 17:00 h
Av. Circunvalación Golf Los Incas 370 - 390
Atención of. de administración:
Lunes a Domingo de 7:00 h a 22:00 h
       
       

Central Telefónica: 2070670

Ver Anexos - Clic aquí